lunes, 6 de mayo de 2013

No comprar algo de marca no significa que eso que se haya comprado tenga que ser malo, perjudicial o de baja categoría. Normalmente asociamos la palabra marca con la palabra calidad, pero no nos damos cuenta de que también estamos asociando la palabra caro. Las marcas cuestan dinero, mucho dinero y, en algunas ocasiones, pagamos más por algo que es similar a otro producto pero que no sea de marca. Es lo que ocurre con el tóner compatible.

Si eres de los que necesitan un gran número de toner al mes, bien para tu negocio, tu empresa o tu hogar particular, porque haces múltiples impresiones al día, seguro que estás destinando mucho dinero a la compra de este producto, que no es precisamente barato, ¿no te gustaría ahorrar casi el 80 por ciento de ese presupuesto? Gracias al tóner compatible, puedes imprimir lo que quieras pero a un precio mejor.

0 comentarios:

Publicar un comentario